Notícies

«Hay que proteger los riuraus de la Safor e incluirlos en rutas turísticas»

Ací vos passem una entrevista a Carlos Fuster sobre els riuraus de la Vall d’Albaida i la Safor, a Las Provincias.

El historiador gandiense Carlos Fuster en el riurau de Constantino, a Terrateig.
El historiador gandiense Carlos Fuster en el riurau de Constantino, a Terrateig.

El historiador gandiense Carlos Fuster ha recibido el premio del Institut d’Estudis de la Vall d’Albaida para concluir su estudio sobre los riuraus de esta comarca y prepara un inventario sobre estas edificaciones para el cultivo de la pasa en la Safor. Fuster reivindica el conocimiento y la protección de los riuraus como bienes turísticos.

-¿Cuál es el objetivo principal de su investigación?
-La idea es poner en valor estas muestras de arquitectura popular agrícola intrínsecamente valencianas. Queremos que de forma genérica los riuraus pasen a ser considerados Bienes de Relevancia Local, para protegerlos de posibles peligros (derrumbes, desidia de los propietarios, voracidad urbanística).

-¿Qué importancia tuvieron los riuraus en su momento?
-En el siglo XIX comarcas como la Vall d’Albaida o la Safor estaban llenas de viñas; prácticamente donde ahora hay naranjos, antes había viñas. En el caso de la Safor era el 40% del territorio cultivado. Todos los pueblos de la comarca, excepto Tavernes y Benifairó, que cultivaban arroz, tenían viñas. Por ejemplo, en Oliva llegaron a haber 300 riuraus. Mucha gente de la Safor cree que del cultivo del azúcar y la morera se pasó al de los naranjos, pero antes muchas familias se enriquecieron con la pasa. Todo un mundo ya casi desaparecido pero que durante el XIX y gran parte del XX fue parte primordial del campo valenciano.
-¿Por qué desaparecieron?
-En 1910 hubo una plaga de filoxera, un gusano que devora las cepas. Sólo se conservaron algunos riuraus en la Vall de Vernissa, en pueblos como Almiserà, Llocnou o Ròtova, donde continuaron los cultivos de la pasa hasta 1970.
-¿Qué usos se les dieron al desaparecer los cultivos de pasa?
-Los propietarios de las viñas perdieron mucho dinero y comenzaron a cultivar naranjos, que les salía más rentable. Algunos riuraus se convirtieron en corrales, otros en casas de aperos y otros en chalés, pero también hubo muchos que se derribaron para aprovechar ese espacio para cultivar naranjos.
-¿En qué radica su singularidad?
-Los riuraus no existen en ningún otro lugar del mundo para el cultivo de la pasa. Existen casetas de aperos o secaderos, pero destinados a otros productos del campo. En Málaga o Grecia la uva se seca al aire libre, sin ningún tipo de construcción especifica relacionada.
-¿Cuántos hay aúnen la Safor?
-Que se conserven enteros hay una docena. Los más importantes son el de los García, en Alfauir, y el de El Roig, en Ròtova. Estos dos y el del Tio Fornet y el d’Emiliet la Manye, en Barx se declararon Bienes de Relevancia Local.
-¿Qué deben hacer las instituciones para proteger los riuraus?
-Hay que concienciar a los ayuntamientos y a los propietarios de los riuraus para ponerlos en valor y que se conviertan en bienes turísticos con el fin de incluirlos en rutas senderistas o convertirlos en museos, como el de Ròtova o el de Teulada.
-En este sentido, ¿cuál es el papel de los riuraus en el siglo XXI?
-Los riuraus gozan de buena salud porque se está poniendo de moda una especie de renacimiento del turismo patrimonial vinculado al turismo rural. No atraerá a miles de visitantes, pero puede ser un complemento de otros servicios.
-¿Qué supone el premio en su investigación?
-Estoy muy ilusionado con este premio porque supone el reconocimiento a una labor que empezó en 2007 y de la cual aún queda mucho trabajo por realizar, pues cada mes encontramos más datos en archivos sobre el comercio de la pasa, fotos antiguas donde se ve gente realizando las labores de escaldado, o conocemos algún riurau del cual no teníamos constancia, etcétera.
-¿Cuál es su próximo proyecto?
– Mi idea es antes de octubre entregar el trabajo de la Vall d’Albaida y que se edite lo más pronto posible. A partir de ahí, realizaremos conferencias por esta comarca. Por otro lado, estoy finiquitando un inventario sobre los riuraus de la Safor para el CEIC Alfons el Vell, que me concedió una beca en 2010 y que acabaré en unos cuatro meses.

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s